saliva

Hola amigos. Como parte de los temas de bioquímica que en ocasiones comentamos, quiero contarles algo interesante sobre la saliva.

Catherine Rougeot, del Instituto Pasteur en Paris, Francia, dirigió una investigación iniciada un poco antes del año 1996, mediante la cual se logró descubrir que nuestra saliva posee una sustancia de naturaleza peptídica que se llama opiorfina.

Esta sustancia, la opiorfina, es un poderoso analgésico natural. Es capaz de ayudar a reducir dolores en nuestro cuerpo. La opiorfina es aún más poderosa que la morfina.

Ya hay laboratorios tratando de sintetizar la opiorfina y ponerla en pastillas contra el dolor. No se sorprenda si un día nos topamos con comerciales de televisión vendiendo (y tendrán que hacerlo con muy buenos argumentos comerciales) grageas con baba ajena… 🙂

Por lo pronto, mejor nos conformamos con nuestra propia saliva (o quizás aceptemos la de nuestra pareja en un beso apasionado). Si no, queda la opción de, frente a un dolor repentino, comer alguna golosina que produzca mucha salivación esperando que la opiorfina haga su trabajo.

Sigo inclinado por el tratamiento basado en besos llenos de pasión, claro… esto por razones terapeúticas.

Hasta la próxima.

http://www.hibertcoca.com