oregano

 

El timol se emplea en la conservación de libros para combatir los hongos y moho. Incluso es útil para la reducción de las espinillas y acné.

Es utilizado también como componente en antisépticos bucales (enjuagues y similares) y como ingrediente activo en cremas dentales.

Lo mejor de todo es que el timol lo encontramos de forma natural en el tomillo y el orégano. Así que algunos investigadores recomiendan colocar algunas ramitas de orégano y tomillo en el automóvil, en el “closet” entre los zapatos y abrigos y algunos rincones donde quisiéramos evitar el molesto moho o los olores a “viejo y guardado”.

También, se pueden machacar hojitas de esas hierbas (orégano y tomillo) y mezclarlas con aceite mineral para hacer una crema que puede colocarse en el rostro y reducir las molestias y aparición de espinillas o el acné.