A los amantes de los felinos se les hace muy difícil resistirse a las solicitudes de sus gatos, cierto? En especial cuando se van acercando lentamente y haciendo uso de un especial “miau”. Lo han notado?

Quiero contarles que un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Sussex en el Reino Unido, que fue publicado en la revista Current Biology, demostró que los gatos suelen utilizar diferentes tipos de maullido según la necesidad que estén buscando satisfacer. Este grupo de investigadores fue liderado por la etóloga Karen McComb que comenzó a notar ese comportamiento en Pepo, su gato.

Un dato curioso de esta investigación dice que los gatos cambian su acostumbrado ronroneo por una mezcla de maullido y “grito” que resulta muy difícil de ignorar por los seres humanos. Además, que esta mezcla resultó ser muy parecido al llanto de un niño recién nacido.

Definitivamente los gatos son animales bastante singulares. Los vemos meterse en cajas o jugar con bolsas de plástico. Hasta notamos como nos escuchan y la verdad, deciden ignorarnos cuando quieren.

Al fin de cuentas, debo preguntar: Quién manda a quién? El gato tiene un amo humano o un humano a su servicio?

Tony Buffington, profesor de medicina veterinaria de la Universidad Estatal en Ohio, comentó que además de este particular “miau manipulador”, los gatos suelen rozarse entre los pies o piernas de su dueño para solicitar atención. Y notarán que si hay roce, están solicitando atención y no maullando para exigir que les atienda una necesidad.

En otra investigación que la Universidad de Viena publicó en la revista Behavioural Processes un dato curioso de un estudio realizado. Los resultados de esta investigación sugieren que los gatos además de interactuar con sus dueños, llegan a comprenderlos y notar cambios de humor o estado de ánimo. Este estudio afirma, incluso que los gatos pueden recordar las atenciones y favores recibidos y tienden a devolverlos también.

Así que, vale preguntar; Gatos: Quién manda a quién?