Antojos repentinos. Te ha pasado?

a-que-se-deben-los-antojos
Se te antoja un trozo de pastel de chocolate?

Sentir enormes y repentinos antojos por una comida o golosina. Estoy seguro que muchas personas han sentido antojos, es decir, tremendos deseos casi imposibles de controlar de comer algo dulce, salado, tostado o ácido.

Varios psicólogos e investigadores del cerebro humano y el comportamiento de las personas, han realizado varios estudios para procurar entender y determinar las razones de esos repentinos antojos.

Aunque aún no está del todo claro por qué aparecen, te cuento algunos resultados de estos estudios. Todo esto es parte de procesos biológicos y también procesos emocionales.

Los alimentos están compuestos por carbohidratos, azúcares, agua y grasas básicamente. En algunas ocasiones, cuando estás deshidratado (es decir, te falta agua en el cuerpo) se envía un “aviso” al cerebro diciéndole que Resultado de imagen de agua tomarfalta agua. Este mensaje es entendido en muchas ocasiones como una “necesidad ingerir algo”.

Tu conocimiento
y experiencia, al comer, influye en la decisión
de sugerirte algo para comer.
Sientes antojos de un refresco de limón, quizás fresas o comer sandía. En fin, qué frutas te gustan o las asocias a buenos momentos? Eso se presenta como un antojo por … algo de eso.

El cuerpo también, procura buscar un balance interno. Por ejemplo, si has consumido mucha azúcar vas a sentir antojos de carne. Si comes mucha comida cruda, pescado o legumbres por ejemplo, el cuerpo te va a recetar comida en exceso procesada. Así que, sentirás antojos de algo crujiente, tostada con algo de sal.

hibert-coca-chicle-goma-de-mascarHas de saber, que la acción de comer envía un mensaje interesante al cerebro. Como mamíferos, nuestro cerebro límbico interpreta el acto de comer o masticar como un sinónimo de “tranquilidad” en el entorno. – Si estás comiendo, es por que ningún depredador anda cerca amenazándote-. [Por eso, masticar chile -goma de mascar- eventualmente funciona para superar un momento corto de estrés]. Esa “falsa” sensación de “todo está bien” hace que algunas personas sientan la necesidad de comer y el cerebro buscará además una combinación de todo lo anteriormente comentado, para elegir ese perfecto antojo.

No olvides, que sentir antojos es una forma que el cuerpo tiene de -decirte- que algo te hace falta. Pero presta atención detallada a lo que sientes deseos de comer. Por ejemplo, el chocolate contiene un ingrediente natural que equipara los niveles hormonales, no es sorpresa enterarse que las mujeres, en esos días del mes, sienten grandes antojos por comer chocolates. Además, que si sienten antojos por chocolate, puede ser también que tus niveles de magnesio estén bajos.

Si el antojo es por alguna comida dulce, postres, azúcar; es posible que tus niveles de glucosa estén bajos.

Cuando te enfrentas a un fuerte periodo de estrés, tus glándulas suprarrenales estarán trabajando mucho y eso bajará tus niveles de potasio. Tu cuerpo tratará de antojarte de bocadillos salados, ácidos y crujientes frituras.

vitamina-a-hibert-cocaLa deficiencia en tu dieta de aceites esenciales, como el Omega 3, te producirá fuertes antojos de comidas grasosas.

De igual forma, la deficiencia de vitamina A, D, E y K te hará sentir antojos por comidas grasosas o cremosas. Por ejemplo: helados, flan, pasteles, entre otros similares.

Un fuerte antojo de carne roja, definitivamente, te falta hierro.

Ahora imagina. Una combinación de varias de estas circunstancias !!!

Sorprendentes, extraños y hasta increíbles antojos vendrán a tu cuerpo.

antojos-raros-hibeert-coca