Les comparto un dato curioso. Se realizó un estudio que fue desarrollado por Maryan Kouchaki e Isaac Smith del Centro para la Ética de la Universidad de Harvard en el que se demostró que somos más sinceros en horas de la mañana, y a medida que el día progresa aumenta progresivamente nuestra probabilidad de mentir.

Los científicos relacionaron este hecho con las fluctuaciones de hormonas como la serotonina en nuestro cuerpo, responsable también de numerosos factores relacionados con el humor.

Más Sinceros