Quiero compartirles el resultado de un estudio realizado por la Universidad de Sussex, fundada en 1961 y localizada en Falmer cerca de la Ciudad de Brighton, Reino Unido.

Estos resultados explican que si vemos un objeto de color azul por varios segundos, las ondas del cerebro muestran un incremento en nuestra sensación de felicidad y segregando serotonina.

Quizás por este motivo, los días nublados (grises) y la ausencia de tonos azulados, provoca a algunas personas que se sientan tristes.

Procura vestir alguna prenda de tono azul para que eleves tu sensación de felicidad y, de paso, podrías hacer que quienes te rodean se sientan mejor y tu presencia sea mejor aceptada y procurada. También sería válido que pruebes tener en tu escritorio o en tu lugar de trabajo, algún elemento de este color.