La distimia es considerada una forma leve de depresión. Lamentablemente, es un padecimiento crónico y puede durar muchos años y en ocasiones, no es diagnosticada fácilmente y sus síntomas pueden confundirse con otras patologías.

distimia-Hibert_coca

Por esto es que, aunque la sintomatología de la distimia puede ser de menor intensidad que la de la depresión, llega a afectar la vida de una persona de forma importante porque está presente por bastante tiempo y no es tratada adecuada y oportunamente.

La distimia, también conocida como Trastorno depresivo persistente. Una persona que experimente Distimia, posiblemente le resulte difícil sentir “alegría” o verse optimista aun en medio de situaciones agradables o felices.

Algunos de los síntomas más frecuentes y que realmente, impactan negativamente en la vida de las personas con Distimia son: irritabilidad, falta de interés en las actividades cotidianas, desesperanza, cansancio, falta de energía, sentimientos de culpa, preocupaciones persistentes por cosas del pasado, problemas para dormir y falta de apetito o comer en exceso, entre otras.